05 junio 2006

Lou Reed, Palacio de Congresos (Madrid)

4 de junio de 2006
Fotos: internet

Decepcionante
A pesar de la enorme expectativa, con el Palacio de Congresos de Madrid lleno hasta la bandera, esta vez Lou Reed no dio la talla. Como sé que este es un asunto polémico, vayamos por partes.

El sonido. Lo fundamental en un concierto es que el sonido sea lo mejor posible. Pues bien, ayer fue un auténtico desastre. Primero el bombo parecía una pelota golpeando contra un muro, eso sin contar con el excesivo volumen que tenía. Además teníamos al habitualmente genial Fernando Saunders, al que apenas pudimos escuchar. El contrabajista, que tocaba con arco casi siempre, tapaba completamente a Nando. Entre otras cosas porque su volumen era altísimo y sonaba a distorsionado (y no porque llevara una distorsión añadida). Y si la llevaba, se puede poner al nivel del resto de la banda. Para que os hagais una idea, llevaban un tipo que por lo visto disparaba secuencias y bases en los temas y NADIE LE ESCUCHÓ... simplemente NO SONABA.

Los temas. Sencillamente, el viejo Lou no quiso agradar mucho. Eligió los temas más cargantes de su repertorio. Y no me refiero a los más vanguardistas, me refiero a los más aburridos. Incluso cuando tocó temas míticos de The Velvet Underground, los tocó tan lentos que se quedaron en un quiero y no puedo.

El espectáculo. Cuando prácticamente tienes asegurado el aplauso con cualquier movivimeto o gesto, es dificil no caer en la gilipollez. Me considero un auténtico fan de Lou Reed, pero eso no implica que tengamos que aplaudir cuando desafina (increible en White light / White heat), o cuando no acierta ni una con el solo. Y desde luego me niego a aplaudir cuando (EN EL BIS) sube a un tipo oriental, profesor de Tai chi y lo presenta como una estrella. Si símplemente hubiese estado allí como una coreografía, todavía, pero no: era un espectáculo vergonzoso.

No obstante, cualquiera que haya escuchado otros conciertos de Lou Reed podría criticarme por imparcial. En el Doctor Music (1996) en Lleida Lou Reed tocó de puta madre. En la Riviera (2000) de Madrid, presentando Ecstasy nos dejó impresionados que con su edad todavía tenía cuerda para rato (y eso que salió 15 minutos antes). Tiene un sentido del humor...

Pero dejémonos de opiniones, en la web de Lou podeis escuchar un concierto bastante reciente (ver apartado Jukebox). Se puede comprobar que Lou Reed no tiene voz, pero se apoya perfectamente en su banda para ofrecer un espectáculo digno:
http://www.loureed.org/
Tan sólo por How do you think it feels (casi 8 minutos), ya merecería la pena verlo. Y el Venus in furs... ¡¡¡UFFFF!!! buenísimo. Pocas veces se le ha visto ese nivel. No sé si es Saunders (ese Nando) o el nuevo contrabajista (Rob Wasserman) el que toca con su arco el bajo (y suena mejor que John Cale). Es decir que cuando quieren pueden. Quizá el domingo no tuvieron un buen día...

Por cierto, esta crítica no significa que deje de gustarme. Tan sólo que no volveré a un concierto suyo. Bueno, si me llama para tocar la batería sustituyendo al cachas de Toni Smith... ¡¡ me lo pensaría !! ;-)
“Never listen to your old stuff. If you do that, then you’re not a musician anymore, you’re just a self-satisfied nostalgic idiot who’s not interested in inventing anything.” - Lou Reed (Newspaper Pulse)
Más info:
http://es.wikipedia.org/wiki/Lou_Reed
http://www.loureed.org/
Lou Reed and the Velvet Underground
http://www.arrakis.es/~e.miquel/rnranimal/
Entrevista EL PAIS
LOU REED: New York (sus fotos)
Lou Reed Guitar Archive

2006 Winter Tour (Europe) Band:
Lou Reed, guitar & vocals
Mike Rathke, guitar
Fernando Saunders, bass
Tony "Thunder" Smith, drums
Rob Wasserman, double bass
Master Ren Guangyi, Tai Chi perfomances
Czelsko McMullen, electronic sound

Etiquetas: ,

2 Comments:

Blogger momo said...

Buenas! yo no siento en absoluto no estar de acuerdo contigo, porque el lou reed del lado más salvaje de la vida, ya pasó. Ahora parece que explora y se pasea como ha dicho alguien por el lado saludable de la musica. Lou reed hace rock adulto o al menos así lo veo yo . Pagar no nos da derecho (al menos yo no voy a esbozar el: ¡ joder he pagado 40 euros para esto ! )a decidir que canciones nos tiene que tocar, me gusta, me transmite verle afinar y desafinar sinceramente. Me gusta el ruido, me gusta number nine. Es como ya dijo Andy Warhol rock-art, o como hizo Hendrix como su "experience". Me hubiera encantado oir grandes temas, de esos de los que hablas, pero a mi se me han puesto los pelos de punta. Si quiero oir como sonaba la velvet me pongo un cd. Por eso , yo defino el concierto de impresionante, porque no entró a valor el sónido, o los tecnicismos, en los que probablemente estoy de acuerdo contigo como que el sonido estaba descompensado etc etc. Supongo que lo que nos hace calificar el concierto de maneras tan diferentes es que tu ibas esperando algo, yo iba a recibir lo que me diera. Cada actuación es una experiencia irrepetible , cada canción que ha tocado ha sonado diferente, a la misma canción en Bcn, y eso es irrepetible, joder te ha dado algo suyo, íntimo... no sé hablo de sentimientos y para mi eso es la música.
Ah, a mi la bateria me parecio muy buena un gran circo percusivo.
Espero que ahora entiendas mi post. No pretendo abrir un debate, sólo te he hablado de sentimientos,de mis sentimientos, y eso es para mi indebatible. Un saludo!;)

martes, junio 06, 2006 8:54:00 p. m.  
Blogger Zanu García said...

Hombreeeee mom0, pues sí. ¡Claro que los sentimientos son innegociables!
Cada uno puede vivir un concierto o cualquier experiencia a su manera. Un simple viaje en metro puede ser una experiencia enriquecedora (ver la "fauna", te sonríe una chica, ayudas a un abuelete) o una puta mierda (te atracan, huele a sobaco, te pisan, pierdes el último...).
Por favor, compara el concierto que suena en su web con el que dio aquí el domingo...
http://www.loureed.org/
¡¡¡NO HAY COLOR!!!

Esto último te lo digo como músico. A veces tocas relajado, otras tenso, otras disfrutas y otras sufres. Cada concierto es diferente, es una de las virtudes de la música. Si el domingo hubiese fallado una cosa nada más, habríamos disfrutado. Pero es que fallaron CASI todas las cosas que podían fallar :-(
¡qué pena!
Un abrazo

miércoles, junio 07, 2006 3:51:00 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home